BARCELONA, AMOR COMPLETO

Barcelona, por Matias Kvesa

 Hay ciudades y ciudades. Hay lugares bendecidos geográficamente al alcance de los caminos y otros desgraciados, con zonas de difícil acceso, con pocas posibilidades. Barcelona se ubica en un lugar privilegiado dentro del planisferio, sobre el mediterráneo, rodeada de naturaleza y creaciones humanas únicas.

 Barcelona tiene todo lo bueno, y más, mucho más. Entre sus laberintos y geometrías, entre sus calles, sus plazas, sus playas, sus sierras, hay siempre, en cada rincón, un pedacito de arte, un trozo de cultura expuesto para ser descubierto.

 Si hablamos de arquitectura que decir que no se haya dicho y cómo decirlo. En este punto se  debe mencionar a una de las mentes brillantes de la arquitectura moderna, un artista de los planos hechos a mano: Gaudí.

 La Sagrada Familia, como monumento al arte del modernismo catalán, inigualable en los detalles externos, en el uso de peso invertido sobre las columnas y en la magnitud de su interior, La Pedrera y Casa Batlló en el centro de la capital, el gran Park Güell, donde vivió 20 años el arquitecto, las escalinatas al parque, son también obras y lugares que no se pueden no ver, por sus detalles, sus colores su significancia.

 Recorrer Barcelona es abrirse a la sorpresa. Encontrarse con detalles arquitectónicos sobresalientes, con montañas, con la costa del mediterráneo, con barrios históricos y antiguos como el Gótico, conviviendo con modernidad siglo XXI.

 El castillo de Montjuic es un punto alto a nivel geográfico, a 177 metros sobre el nivel del mar, desde donde no solo hay una vista panorámica exquisita, sino que es un espacio visual digno de lo que es: Patrimonio Histórico de España.

 Literatura

 En las calles de toda Barcelona las novelas Carlos Ruiz Zafón se despliegan inspiradoras para sus lectores, con toda su saga de “El Cementerio de los Libros Olvidados”. Cada barrio, fundamentalmente el Gótico y el Raval, envuelven a la magia de la historia de su protagonista, Daniel Sempere, y su búsqueda a través de los libros, el amor, los policiales y el poder de la búsqueda de la verdad desde ese primer libro de la historia, “La Sombra del Viento”, una novela que hace honor al arte de escribir, y de leer. A veces ambientada en una España de los años de Franco, como en el último tomo de la saga, “El laberinto de los espíritus”, la historia completa la caminata que quizá queremos hacer o estamos haciendo por las calles catalanas. También su libro “Marina” de la década de los `90, cuando aún no era un aclamado autor, recorre las calles en detalle de Barcelona, en un tinte personal.

Música, artistas

 Al momento de recorrer, a pesar del gran sistema de metros bajo las calles de la ciudad, los barrios céntricos son para hacer de a pie, y en ese caminar aparecen Guitarristas por la zona de la Barceloneta que comúnmente provienen de Andalucía, a tocar Flamenco, varios de ellos en espectáculos dentro de Iglesias antiguas donde se genera con la acústica natural del espacio y el sonido propio de cuerdas un poder sonoro inigualable. La música en la capital Catalana es fundamental, el Palau de la Música Catalana es el exponente físico mas destacado. Un edificio precioso del modernismo, como si faltara más maravilla arquitectónica, ubicado en el barrio de la Ribera dentro del cual se pueden apreciar conciertos de Guitarra, de Orquestas clásicas, de música coral y de Flamenco. Imperdible.

 Hacer música, una aventura.

 Tocar en las calles Barcelona es también un espectáculo cargado de retroalimentación. Los artistas que se desempeñan en sus rincones tienen un nivel musical excelente, digno de cualquier academia. Vale decir que tocar en las calles de la querida capital catalana no es fácil: Se debe inscribir en un registro, y esperar que se liberen lugares y espacios para acceder a un ansiado horario.

 Como en toda ciudad los problemas también afloran como luces nocturnas, y a la hora de vivir en Barcelona la cosa no es fácil. Ni siquiera para residentes europeos: la ciudad está colapsada habitacionalmente y los pocos pisos para alquilar no solo son costosos, sino que casi no hay. Siempre por supuesto se prioriza al ciudadano nacido en España. Por eso quitar el simbolismo idílico de vivir en lugares maravillosos es importante para no tener un choque frontal a la hora de tomar una decisión de vida.

Pintura

 Recorriendo el Park Güell un artista callejero me pintó a mano, en el momento, un retrato de una de las construcciones de Gaudí que se encuentran dentro del parque. Un guiño a Picasso y Miró, exponentes que dieron luz visual con sus pinturas a la ciudad y trascendieron fronteras. Si te gusta la pintura prepárate para recorrer espacios ya que las exposiciones abundan: El museo Picasso y la fundación Miró son los más importantes.

 El primero de ellos muestra los comienzos de Pablo Picasso, exponente del cubismo, su aprendizaje en la pintura, su período azul, rosa y su colección de Meninas. Se opuso de lleno a la dictadura de Franco y no hay más que admirar su obra maestra, de culto: El Guernica.

Fútbol

Cómo no mencionar a la cuna del fútbol del mejor jugador del mundo, Lionel Messi. Visitar el estadio y el museo, para los que amantes de este deporte, es una cita obligada. La recorrida permite ingresar al campo de juego lo cual dan ganas de ponerse a jugar en el Camp Nou. Si es posible ver un partido, recomendable.

 Siendo una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, Barcelona conecta con culturas de diferentes geografías, árabes, marroquíes e iraníes, por la cercanía, sudamericanas, por los exilios latinos, andaluza por los intercambios musicales y anglosajonas por el turismo. Todo este bagaje la hace viva, fogoza, abierta, y también compleja para los residentes que se ven sobrepasados de público, un tema no simple para lidiar.  Mi última parada en Barca fue volviendo de Berlín, para hacer noche y tomar el avión al otro día para regresar a Argentina. Ya había estado al inicio de mi viaje por Europa, por lo que reservé el mismo hostel en la calle Poeta Cabañes, cerca de avenida Para-Lel (un poquito de idioma catalán, ya que nos rodea). Llegué de madrugada, muerto de hambre. El bar frente al hospedaje cerraba, pero el dueño al verme con rostro de desesperación por comida abrió la cocina y me preparó unas papas y unas tapas, sentándose a conversar sobre mi viaje. Barcelona, te quiero volver a ver.

+OTRAS PUBLICACIONES

3 comentarios

  1. Una maravillosa descripción que te deja hambriento de viaje. Gracias por compartir la forma y el contenido de tu experiencia , tan llena de colores, aromas y sonidos!

  2. May I simply say what a comfort to discover somebody who genuinely knows what they are talking about over the internet. You actually understand how to bring a problem to light and make it important. More people ought to check this out and understand this side of the story. I cant believe you arent more popular because you surely possess the gift.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *